martes, 3 de febrero de 2009

Me paré y vi que habían dos caminos, uno que podía ver el final y otro que lo único que podía ver eran piedras y mucha gente caminando en sentido contrario. No tenía ninguna certeza de que realmente el camino corto me daría alegría, y el camino largo felicidad como dicen todos. Me dejé llevar por el corazón, siempre fui por el camino largo y complicado, sí, caí un par de veces, sí, derramé muchas lágrimas y hasta creí que era una cobarde (Querer morir es de cobarde) De todo se aprende, cada día que pasa se incorpora algo nuevo. Sigo y sigo por el camino largo, sé que no me voy a cansar de caminar hacia el mismo lugar que mi mitad, sé que no me voy a cansar de caminar hacia la felicidad. Si bien mi temor es errar, me jugué, si, lo hice... Aunque cueste llegar, aunque llore, aunque duela, (En este largo camino no solo hay piedras, pero si en gran cantidad) para después reir, reir como nunca lo hice, mirar a cada uno a los ojos, al que me dijo que era una nena, al que me dijo que estaba loca, al que se reía de mi llanto, al que no me escuchó cuando yo si escuché, al que me dejó sola en la vida, y al que me trató de cobarde. A cada uno.

6 comentarios:

Fluorescent adolescent. dijo...

Gracias por seguirme ! :D
Tu blog tambien me encanta. Escribís buenas cosas, como lo que acabo de leer acá arriba.
No conozco tu historia personal xD, pero me parece genial que hayas elegido llegar a la felicidad.
Te sigo.

toneesita dijo...

eee mira que bieen :)
yo tmb me llamo jonanna antonella :D
un besoo , mui lindas las cosas que escribis :)

¡ natalia ! dijo...

Ay! que blog tan delicado! ♥

rebel, rebel dijo...

Pasé mucho tiempo, caminando con las piedras que compré, que compré ayer.

MariaLaura dijo...

qerida cuanta razon tenes en eso. creo qe tb tomare el camino largo, lo estaba dudando .
me gusta flog , ahora te sigo
besos , cuidate

Juan dijo...

saludos